martes, 28 de julio de 2015

PREGUNTAS PARA NICKY




Dime, viejo cómplice,
¿en la negrura fría que te envuelve
recibes a los muertos que te mando,
los que se han internado en las tinieblas
después de ti?

¿Les meneas el rabo mientras gimes
para que al fin despierten y te vean?,
¿lames sus pobres, recién llegados miembros
con tu saliva cálida?

Dime tú, como puedas:
en esas noches en que creo oírte
aullando solitario,
¿los estás despidiendo o saludando
entre jadeos de reconocimiento?

Dime, corazón, ¿en tu inocencia
miras en derredor con ansiedad
pensando dónde estoy y cuándo iré,
cuándo me tocará,

por qué te dejo solo todavía?