sábado, 20 de junio de 2015

CONTANDO...



Queda medir el tiempo que me queda
contando las especies que se extinguen,
los bosques arrasados,
contando cada bloque a la deriva
desprendido del Ártico.

Contando,
contando uno, dos, tres,
al escondite inglés.

Queda medir el tiempo que me queda
contando los delfines encallados,
las ballenas cazadas,
las bestias torturadas sin motivo,
contando cada perro abandonado.

Contando,
contando y de oca a oca
tiro porque me toca.

Queda medir el tiempo que se encoge,
temeroso de lo que le espera,
contando degollados,
contando refugiados como si contara ovejas


y sin pillar el sueño.

miércoles, 17 de junio de 2015

EL BOSCO EN LOS OCÉANOS





















Abisal, 

aquí no caben bromas
ni portentos:
esa nave inflamada que en secreto te mira
por un tubo con ojo
es un pez aterrado en su noche perpetua.

Abisal,
no hay símbolos ni cábalas:
calaveras que flotan como gelatinas
transparentándose para sobrevivir
son sólo peces,
palpitan y respiran
con el asombro de un decapitado.

Abisal,
cada roce del agua
es sobresalto en la quietud cercada,
principio y fin de un segundo de muerte
irreversible y cierta.
Mírales a los ojos:
un mismo espanto iguala a presa y predador.

Abisal,
el calor que te llega desde abajo
es infierno a la espera,
magma que encarcela su luz;
reventará algún día donde los días no existen
no invitado por nadie,
filtrado en largas, cegadoras grietas.

hacia arriba, camino de otra luz.

martes, 16 de junio de 2015

PISO UN FIRMAMENTO DE ESCOMBROS



Piso un firmamento de escombros
y una extensión de libros deshojados,
páginas sin palabras,
encuadernaciones mudas:
petrificados grumos sin memoria
y pasta en que se confunden los colores.

En esta masa informe,
imposible apartar lo que fue mío,
reconocerme en algo que purgar,
algo que avale
este andar sin motivo
chapoteando en todo el alquitrán desierto.

Pese a todo, sobre este lodazal
parece alguna vez oírse
tráfico que no rueda,
algarabía de niños que no están,
voces en balcones sin nadie
clamores de hordas de un inquieto pasado
contra el hormigón indiferente;

si hay suerte oigo el fantasma
de la voz que acompañaba tus vestidos
y a veces, pocas veces,
la música que amé.


Ilustración: Escombros, de Pedro Weingärtner

lunes, 15 de junio de 2015

PREVISIÓN



Cuentan que aquel relojero dispuso las horas con sus minutos en línea recta a lo largo del camino, dicen que por no verles nunca el final.

DECIR SIFÓN

El chorro de soda lo despidió con fuerza hacia la puerta por no saber decir sifón. Le llegó a la cara el limón deshecho y chorreando por no saber decir sifón. Cuatro aceitunitas le impactaron en los ojos por no saber decir sifón. Sus anchoas naufragaron en una marejada de vermut porque no sabía decir sifón sino tifón.

domingo, 14 de junio de 2015

SE ESTÁ DURMIENDO LA NOCHE


                           
 A Noel Olivares


Se está durmiendo la noche;
el firmamento cansado
desfallece y gotea
harto
del recorrido ciego de los astros.

Se está durmiendo la noche;
se le ablandan los ojos,
se le derrite la lágrima.

Nanas que no se oyen
la atraen como a un cometa en celo
sostenido en el vértigo de un réquiem.

Se está durmiendo a pedazos,
desprendida de sí
y cae
como un pétalo sumiso
que se dispersa en láminas de estaño,
en un sueño de miles de años luz

por escapar de mi noche.


Ilustración: Noche estrellada, de Van Gogh