sábado, 9 de mayo de 2015

¿Qué tendrán los escorpio?


Da que pensar que tanta gente coincida en preguntarte si eres Escorpio, incluso en asegurarlo por adivinación o por alguna deducción misteriosa: –“¡Tú eres Escorpio…!”- y como quien te descubre un secreto o te deshace una coartada.
Produce cierta aprensión que tus semejantes, sin tú saberlo, te puedan estar catalogando por el horóscopo, o lo hayan hecho ya sin decírtelo, determinando con ello lo que pueden esperar de ti, incluso el grado de compatibilidad que esperan tener contigo según tu signo y el propio. Produce una vaga desazón de desventaja, ya que uno tiene que forjarse expectativas sobre los demás a base de comunicación y convivencia.
Es como para sentir cierta indefensa desnudez que, sin saber en qué se basan, gestos o palabras, o el simple tono de voz, se produzca invariablemente el fatídico diagnóstico: "Escorpio."
Menos mal que soy Libra.

7 microrrelatos en uno



Me señaló con el dedo y mi cara se hizo huella dactilar.
Me señaló con el dedo y me volví botón de encendido.
Me señaló con el dedo y fui pantalla 'digital.'
Me señaló con el dedo y mi pelo fue código de barras.
Me señaló con el dedo y se transformó en mando a distancia.
Me señaló con el dedo y traspasó a mi Ángel de la Guarda.
Me señaló con el dedo y todo yo fui una diana.

Instrucciones para matar sombras


Sobre todo, no intente asirlas ni estrangularlas. Sus bordes son los más cortantes y le rebanarían las manos con limpieza quirúrgica antes de que se diera cuenta. Las balas no les hacen mella y su organismo volandero e incierto es inmune al más mortífero veneno. Antes bien, inocúleles de suaves haces de luz, crúcelas con signos fluorescentes y consignas anaranjadas, verdosas, amarillas, que contengan blasfemias, quimeras, hipidos o jadeos. Llénelas de palabras de amor desesperado, de burlas, de diatribas. Procúreles sonrojo, deseo o incertidumbre; écheles encima la escoria y la grandeza de habitar carne y hueso.
No podrán resistirlo

viernes, 8 de mayo de 2015

CONFESIONES


Su tatuaje y el mío no se hablan desde anoche. El de ella prometió seguir queriéndolo sobre las arrugas y las manchas de la edad. El mío le confesó que era pintado.

VIAJAR EN PLENA CRISIS


Mi primo Norberto fue abducido hace unos días. Los extra-terrestres que lo transportaron a su nave no lo transformaron, no le lavaron el cerebro ni le revelaron ninguno de sus planes, pero le cobraron el viaje y la estancia.

jueves, 7 de mayo de 2015

BABEL

La Torre de Babbel, por Pieter Bruegel el Viejo
Y vio Dios que la gente se agenciaba muy bien edificando, tanto que sus monumentos pretendían tocar el Cielo, sus propósitos hacían temblar las alturas y su velocidad no dejaba lugar a la prudencia ni al escrúpulo. Y vio Dios que en esta soberbia se hermanaban y entendían aun siendo unos de Egipto, otros de Corinto, otros de Creta,  de Belén y hasta del Getafe o del Barça… Y se dijo Dios: “Sembraré entre todos las algarabía y el desarreglo, a ver si aprenden.” Y, dicho y hecho, de la noche a la mañana se pusieron a hablar unos como políticos, otros como banqueros, otros como apañadores de encuestas en incluso como técnicos de la Agencia Tributaria… Y fue tal el guirigay incomprensible que se adueñó del Mundo que desde entonces allí no se entendió ni Dios; también Él se hizo un lío.